Huertas minimizó el impacto de una posible revisión por parte de las agencias de calificación de la nota de riesgo del país por el flojo crecimiento económico y el déficit fiscal. “La posibilidad de bajada de rating es siempre una amenaza, pero no es realmente una circunstancia que agrave la situación económica. Las agencias de rating, como se ha demostrado en el pasado, no siempre llevan la razón”, comentó.

El presidente de MAPFRE dijo que “las empresas y gobiernos son las que tienen la información adecuada para incentivar políticas activas de crecimiento y desarrollo de actividad económica”.