"Las medidas apropiadas deben ponerse en práctica para reflejar el hecho de que -debido a sus perfiles de responsabilidad a largo plazo- las aseguradoras tienden a mantener los activos hasta su vencimiento y no están obligadas a vender activos en mercados volátiles", indicó Balbinot. "Los elementos que parecen ser detalles técnicos pueden de hecho tener un impacto enorme", advirtió. Los problemas de las garantías a largo plazo afectan a la industria de Vida en particular, y este negocio representa el 60% de las primas brutas emitidas en Europa. Las aseguradoras de Vida tienen más de 7,7 billones de euros invertidos y ya han pagado más de 600 billones en beneficios el año pasado, así que Europa no puede permitirse el lujo de dañar su industria de seguros.

En este sentido, Insurance Europe ha realizado un llamamiento para tomar soluciones alternativas adecuadas para las garantías a largo plazo que se analizarán en la evaluación de impacto que la EIOPA tiene previsto iniciar en breve. Es de suma importancia que las medidas alternativas se pongan a prueba si hay que poner sobre la mesa las soluciones adecuadas cuando las instituciones de la UE reinicien sus debates sobre la Directiva Omnibus II, que actualizará la Directiva de Solvencia II.

GARANTÍAS A LARGO PLAZO

La industria de seguros se congratula de que el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión hayan acordado la necesidad de un paquete de medidas para solucionar los problemas relacionados con las garantías a largo plazo. El paquete se compone de un ajuste correspondiente para hacer frente a la volatilidad artificial, una prima contracíclica para hacer frente a las condiciones del mercado en dificultades y evitar comportamientos contraproducentes y pro-cíclicas y una metodología de extrapolación para extender la curva de interés más allá del punto en el que el mercado es profundo y líquido sin crear inestabilidad en la valoración de los pasivos a largo plazo. Si se diseña adecuadamente, este paquete se aseguraría de que Solvencia II mida correctamente los riesgos, incluidas las características fundamentales que surgen de la naturaleza de los Seguros a largo plazo.

Balbinot reiteró el apoyo de la industria aseguradora europea para el proyecto de Solvencia II, siempre que las cuestiones pendientes se resuelvan satisfactoriamente. La directiva garantizará un alto nivel de protección del cliente y fomentará la buena gestión de riesgos. También permitirá a la industria de seguros proporcionar importantes beneficios económicos y sociales a los ciudadanos europeos, y jugar un papel estabilizador en la economía a través de sus inversiones a largo plazo, además de apoyar a los gobiernos nacionales para estimular la economía "real".

Los problemas en la resolución de las cuestiones pendientes de Omnibus II han retrasado el calendario original para llevar a cabo la implementación del régimen de Solvencia II. Es importante que no se pierda el impulso en la aplicación de Solvencia II y es necesario un nuevo calendario realista para que las empresas y los legisladores puedan planificarla de antemano. Cualquier calendario revisado, sin embargo, debe ser viable. Es necesario tomar el tiempo adecuado para el proceso legislativo, seguido por el tiempo suficiente para que las empresas puedan prepararse para el nuevo régimen.

COMPARTIR