Como viene siendo habitual en este certamen, del importe total recaudado por la venta de cada una de las obras expuestas, el 70% irá destinado al autor en concepto de contraprestación por la entrega de la obra, mientras que el 30% restante se entregará a la Catedral de Burgos. Fundación AXA, por su parte, realizará otra donación al Templo del 30% sobre el precio de cada obra vendida.

Como en ediciones anteriores, también fueron reconocidos por el jurado las obras de los más jóvenes, de acuerdo a tres categorías: hasta 5 años, de 6 a 10 años y de 11 a 14. Las mejores obras en cada una de las categorías serán obsequiadas con material de dibujo. Asimismo, se concedieron seis becas de estudio en la Academia de Dibujo Consulado del Mar para la categoría de 11 a 14 años.

Para Josep Alfonso, director de Fundación AXA y presente en el certamen, "esta edición ha sido una de las más difíciles que hemos vivido en los últimos años dada la calidad de varias de las obras presentadas. Tanto es así que la deliberación del jurado llevó tanto tiempo que retrasó el anuncio del fallo más de lo habitual".

Noticias relacionadas

Fundación AXA apoya la rehabilitación de la Sacristía Mayor de la Catedral de Burgos