“Los inversores reino_unido_ingles_britanicose moverán rápidamente a la incertidumbre de precios. El impacto en los mercados de valores y divisas (se espera que la libra esterlina pierda al menos el 10% este año) afectará al consumo privado y a la inversión en el tercer y cuarto trimestre. El riesgo de recesión en el segundo semestre de 2016 es elevado. Esperamos que el crecimiento del PIB se ralentizará de forma más aguda en 2016, a +1% desde el +2,3% de 2015”.

Es la radiografía que hace la aseguradora del panorama que se dibuja para la economía del país que, a largo plazo, se verá impactada “de un modo más profundo”. Una serie de indicadores, incluido el crecimiento del PIB, las exportaciones y la inversión extranjera, puede reducirse, dadas las incertidumbres relativas al futuro de las negociaciones de la UE”, reseña el grupo en su trabajo, disponible ya en español en la página web de SOLUNION.

En un escenario de salida suave, en el que Reino Unido firme un Tratado de Libre Comercio (TLC) con la UE, el crecimiento real del PIB podría caer 2,8 puntos porcentuales entre 2017 y 2019. En un escenario de salida brusca (no TLC), podría haber un shock acumulativo de 4,3 puntos porcentuales.

Noticias relacionadas

Incertidumbre y volatilidad financiera, primera consecuencia del Brexit

El PIB de Reino Unido se reducirá entre un 1% y un 3% en los próximos dos años