La tasa interanual del PIB, por su parte, se situó en el 3,2% en el segundo trimestre del año, dos décimas menos que en el trimestre anterior. El consumo de los hogares creció un 3,6% interanual en el segundo trimestre, una décima menos que en el trimestre anterior, mientras que el de las Administraciones Públicas subió un 1,5%, lo que supone dos décimas menos que en el primer trimestre.

Desde el INE se explica que la desaceleración en la variación interanual del PIB es consecuencia de una menor contribución de la demanda nacional, que aportó 3 puntos en el segundo trimestre, ocho décimas menos que en el trimestre anterior, y de una mayor contribución de la demanda externa, que pasó de restar cuatro décimas al PIB en el primer trimestre a aportar dos décimas en el segundo.

Con el repunte trimestral del PIB entre abril y junio se encadenan ya doce trimestres de avances, mientras que la tasa interanual acumula diez trimestres en positivo, con crecimientos superiores al 3% en los últimos cinco trimestres.