Las aportaciones acumuladas en los últimos doce meses han alcanzado los 4.093 millones, mientras que las prestaciones han sido de 4.387 millones, por lo que las prestaciones netas interanuales acumuladas suman 294 millones. En cuanto al número de cuentas de partícipes, se han situado, al término de la primera mitad del año, en 10.014.862, lo que supone un descenso del 4,3% respecto a junio de 2012.

DATOS POR SISTEMAS

En el Sistema Individual, el patrimonio se situó en 54.010 millones, lo que supone un incremento interanual del 8,2%, con un total de 7.840.778 cuentas de partícipes (-3,9% en el último año). De la misma manera, crece el Sistema de Empleo, un 4,4% en el último año, sumando un volumen de activos de 32.817 millones; el número de cuentas totaliza 2.106.275 (-1,5%). Finalmente, el Sistema Asociado, acumula un patrimonio de 808 millones (+2,6%) y 69.196 cuentas de partícipes (+2,1%).

Respecto a la estructura de cartera de los fondos de pensiones, cabe destacar el peso de las inversiones en activos nacionales, que suponen el 64,3% del total. La renta fija pública nacional (34,2% del total) y la renta fija privada nacional (20,5%) suponen más de la mitad de la cartera de los fondos.

CUATRO TRIMESTRES CONSECUTIVOS CON RENTABILIDADES ANUALES SUPERIORES AL 5%

En su información, Inverco destaca particularmente las rentabilidades “excelentes” para el plazo de 1 año que han logrado los planes de pensiones, con una rentabilidad anual media del 9% para el total de productos. “Son ya cuatro trimestres en los que, de forma consecutiva, los planes de pensiones obtienen rentabilidades anuales superiores al 5%”, se remarca.

Destacan los planes individuales de Renta Variable, Garantizados y Renta Variable Mixta, con una rentabilidad anual del 15,4%, 12,9% y 11,1%, respectivamente, así como los del Sistema de Empleo, que alcanzan una rentabilidad anual del 8,4%. “Además, los plazos largos siguen ofreciendo rentabilidades medias anuales muy positivas”, se añade desde la asociación.