En comparación al patrimonio al inicio del ejercicio, el crecimiento es del 1,1%, según las estadísticas dadas a conocer ayer por Inverco.

Las aportaciones acumuladas en el trimestre suman 963 millones (en comparación a los 854 millones del primero de 2016), mientras que las prestaciones han sido de 1.402 millones. Por tanto, las prestaciones netas han sido de 439 millones. Los fondos individuales han acumulado prestaciones netas por importe de 227 millones de euros, mientras que en los de Empleo han ascendido a 201 millones.

A 31 de marzo, el número de cuentas de partícipes era de 9.747.331, un 2,1% menos que doce meses antes.

El sistema Individual crece un 6,4%

Los datos por sistemas reflejan que el patrimonio de los fondos individuales se situó en 71.439 millones de euros, lo que supone un incremento anual del 6,4% (+1,4% desde enero). El número de cuentas de partícipes se situó en 7.657.540 (-2,4% interanual).

En el Sistema de Empleo, mientras, se alcanzó un volumen de activos de 35.647 millones, con un incremento del 1,8% en  el último año (+0,6% el trimestre); el número de cuentas de partícipes totalizó 2.025.330 (-1,1%).

Finalmente, el sistema Asociado suma 923 millones en activos gestionados (+1,3% interanual), correspondientes a 64.461 partícipes (-2,4%).

Rentabilidades por encima de la inflación

La rentabilidad media anual neta de comisiones y gastos del conjunto de planes de pensiones se eleva al 4,8% en los últimos doce meses, dato “muy superior a la inflación del período (2,3%)”, según destaca Inverco. “Los planes han aprovechado de forma muy eficiente el vigoroso inicio de año de los mercados de renta variable y comienzan 2017 con excelentes rentabilidades a todos los plazos”, remarca la asociación. En el largo plazo, los rendimientos medios anuales son del 4,95% a 26 años, mientras que el medio plazo (5 y 10 años), la rentabilidad queda en el 4,8% y 2,3% anual, respectivamente.

COMPARTIR