El cambio que va a producir la entrada en vigor de la Ley del Cuidado Asequible de la Salud (Affordable Care Act) del presidente Obama serán cuantiosas. El autor principal del informe, Jon Gabel, ha señaladazo que “los planes ofrecerán mucha mayor protección financiera”.

La Oficina de Presupuesto del Congreso indica que para 2016 unos 24 millones de americanos tendrán un seguro a través de los intercambios estatales; unas pólizas que se podrán contratar a partir de este otoño, y no únicamente planes individuales como tienen hoy alrededor de 15 millones de personas en el país. Indica también que dentro de tres años esta cantidad de planes individuales habrá bajado a los 12 millones.

Los planes de la reforma sanitaria obligan a cubrir una gama de servicios que hoy no se hacen. Éstos son, entre otros, medicamentos, atención sanitaria a la maternidad y también un cuidado especial para personas con problemas de salud mental.