Desde UNESPA se explica que ese saldo positivo es resultado de una diferencia entre 10.953.145 altas y 10.178.360 bajas de vehículos, es decir, un incremento neto del parque móvil de 774.785 vehículos, superior en 62.216 unidades al anotado en 2016 (712.569 vehículos).

Solo el pasado mes de diciembre se produjeron 891.499 altas de vehículos y 813.494 bajas, lo que implica un crecimiento de 78.005 unidades respecto de noviembre. “La recta final del año asiste, pues, a una mejora de la tendencia tras el debilitamiento que se apreció en noviembre”, apuntan desde la asociación, que concreta que el ejercicio se cierra con tasas de crecimiento intermensual superiores a las marcadas hace justo un año (0,26%, frente al 0,06% de 2016).

Histórico del parque de vehículos a motor (enero 2006-diciembre 2017)

Evolución de la tasa interanual de crecimiento del parque móvil asegurado