Una de las modificaciones está directamente relacionada con la póliza de seguro. Según recoge la información elaborada por ‘La Estrella’, el no tener el seguro al día será causa de suspensión de licencia y de decomiso del vehículo una vez se apruebe la modificación. Por tanto, la ATTT y las aseguradoras compartirán la información sobre el estatus de las pólizas de los dueños de automóviles.

Esta nueva medida ha sido solicitada por la Asociación Panameña de Empresas Aseguradoras (APADEA) y tiene como objetivo ponerle fin a la práctica de pagar solamente el primer mes para así cumplir con la exigencia del proceso revisado. Para el superintendente de Seguros y Reaseguros de Panamá, Luis Della Togna, la iniciativa es buena porque protege a los propietarios de automóviles en caso de accidentes al garantizar que estarán cubiertos al tiempo que ayuda a reducir la mora en la industria.

Según las últimas cifras reportadas por la Superintendencia con fecha a noviembre de 2012, las primas de automóviles eran de 176, 4 millones de balboas (180,1 millones de dólares), lo que refleja un crecimiento del 9,2% en relación al mismo periodo de 2011. Por su parte, los siniestros crecieron un 16,6% al ubicarse en 102,3 millones (104,4 millones de dólares).