El trabajo constata que la era digital y el cambio de paradigma del cliente están desafiando el statu quo de un sector que se enfrenta a la entrada de nuevos actores. ¿Cómo son estos nuevos jugadores? “Se caracterizan por ser nativos digitales, y están penetrando en la industria del seguro gracias al uso eficiente de la tecnología, estructuras de costes ligeras y modelos de negocio disruptivos. Asimismo, presentan una atractiva oferta de productos y servicios que maximizan la experiencia del cliente”.

En esta situación, se afirma, las compañías tradicionales deben aprovechar su potencial de los datos y las nuevas tecnologías para garantizar una experiencia diferencial, alcanzar la excelencia en la operación y explorar nuevos modelos de negocio. Los canales digitales y una oferta personalizada ya no son una opción, pues “un nuevo ecosistema formado por compañías de seguros, gigantes de la tecnología y startups disruptivas está transformando la industria de los seguros. En este sentido, el espacio InsurTech ha experimentado un crecimiento significativo e inducido un ritmo de innovación constante”.

Invertir como palanca de innovación

Las aseguradoras, por un lado, mediante fondos de capital riesgo, laboratorios digitales y la participación en aceleradoras analizan e invierten en startups disruptivas como palanca de innovación. Por otro lado, los gigantes tecnológicos también están adquiriendo, invirtiendo y colaborando en el espacio InsurTech, a fin de complementar sus capacidades digitales y la información que disponen del cliente, detalla el informe.

También se destaca que las inversiones realizadas por las compañías de seguros muestran patrones diversos y señalan su interés por explorar nuevos modelos de negocio más allá del tradicional asegurador. Del análisis de las rondas iniciales de financiación de las startups, se desprende preocupación por la diversificación de su portfolio. Esto implica la búsqueda de nuevas líneas de negocio que permitan adoptar un nuevo rol en la economía digital y nuevas fórmulas que aseguren un crecimiento sostenido.

Descargue las conclusiones del estudio

COMPARTIR