Los ingresos procedentes del turismo extranjero volvieron a mostrar el mayor dinamismo, con un incremento del 8%, reuniendo el 42% del mercado total, mientras que el segmento de turismo nacional registró un crecimiento del 5%, concentrando el 24%. El 34% restante correspondió al segmento de empresas/negocios (+4%).

Para el cierre de 2016 se prevé un crecimiento del valor de este negocio similar al de 2015, de alrededor del 6%, hasta los 1.500 millones, sustentado en el incremento de los viajes de ocio y negocio de los españoles, y la prolongación del dinamismo del turismo procedente del exterior. En 2017 este crecimiento podría situarse en torno al 5%, situándose la facturación sectorial en 1.570 millones.

El número de empresas ha seguido creciendo en los últimos años. Así, a principios de 2015 operaban 2.185 compañías de alquiler, 101 compañías más que en 2014. Andalucía cuenta con el mayor número de empresas, con cerca de 400, seguida de Baleares, Cataluña y Canarias, con alrededor de 270 cada una.

A pesar de que sigue existiendo un alto número de empresas de pequeña dimensión, el sector registra un creciente grado de concentración en los principales operadores, de manera que los cinco primeros reunieron una cuota de mercado conjunta del 56% en 2015, porcentaje que se situó en el 75% al considerar a los diez primeros.