Lo anterior explica que la cartera de pólizas de Autos se haya incrementado un 0,8% y la de Hogar un 10,5%, ambos porcentajes “muy por encima de lo que ha hecho el sector”. También ha sido positiva la evolución del número de clientes, que ha crecido en este primer trimestre en casi 14.000, consolidando –como remarca la entidad- “la tendencia iniciada en el último trimestre de 2013”. El resultado del primer trimestre ha alcanzado los 1,9 millones (2,7 millones en el mismo periodo del año anterior).

La siniestralidad ha mantenido igualmente una buena línea y se ha situado en el 67,3%, ligeramente superior a la de misma fecha del pasado año, debido sobre todo a la menor utilización del vehículo en los desplazamientos por carretera y a la selección de riesgos practicada por la entidad. La solvencia continua siendo uno de los factores clave en la gestión y ha alcanzado este primer trimestre 328,7 millones, que supone 4,8 veces el mínimo exigido.

En su comunicado, la mutua recalca que su estrategia “sigue adaptándose a las condiciones del mercado y a la situación económica, marcando como objetivos prioritarios la fidelización de la cartera de clientes, la correcta selección de riesgos y la gestión con una mayor eficiencia de gastos, que permita obtener un adecuado margen de negocio. Todo ello con la premisa de la calidad de servicio como factor diferenciador”.