Tal y como se dio a conocer en su día, los accionista únicos de las dos aseguradoras y la Junta General de Accionistas de la gestora aprobaron esa operación de escisión, atribuyendo la actividad del negocio asegurador y reasegurador de Vida a favor de IBERCAJA VIDA y el negocio de la gestión de fondos y planes de pensiones a favor de IBERCAJA PENSIÓN.

La escisión se ha acordado conforme a los términos del Proyecto Común de Escisión  redactado y suscrito por los respectivos Consejos de Administración de las tres sociedades intervinientes el 15 de mayo de 2014, que también fue aprobado en su integridad por los accionistas únicos y la junta, tomando como balances de escisión los cerrados a 31 de diciembre de 2013, verificados por los auditores de cuentas de las tres sociedades e igualmente aprobados.

 

CAI VIDA alanzó el pasado año un volumen de primas imputadas netas de 237,4 millones de euros. El resultado de su cuenta técnica se elevó a 23,7 millones.