Actualmente, según los datos del informe, el 15% de las nuevas aplicaciones de las empresas son nativas de la nube. Además, se añade que este crecimiento será rápido y progresivo en los próximos tres años, hasta representar el 32% en 2020.

“Este es un cambio trascendental en el sector. Según nuestras previsiones, de aquí a 2020 las arquitecturas nativas de la nube serán la opción por defecto de las empresas, especialmente para las aplicaciones utilizadas en la interacción con los clientes. Esto se debe a la necesidad continua de introducir innovaciones con rapidez y mejorar la experiencia del cliente. Las compañías que se retrasen en adoptar este modelo tendrán que lidiar para reducir la brecha que las separe de los pioneros nativos en la nube”, explica Franck Greverie, responsable de Cloud y Ciberseguridad de Capgemini a nivel mundial.

El estudio, en el que participaron más de 900 profesionales con puestos directivos en áreas de TI y de negocio de más de 11 países de Europa y América, además de Australia, atribuye el salto en la adopción de la nube al interés de las empresas por mejorar su agilidad (74%), incrementaren la adopción de la nube al interés de las empresas por mejorar su agilidad (74%), incrementar su capacidad de colaboración con partners externos (70%) y ofrecer una mejor experiencia al cliente (67%).

 

Solo un 18% de las aseguradoras son líderes en adoptar apps nativas de la nube

Por sectores, del total de empresas consultadas, algo más de una cuarta parte de las tecnológicas (26%) y casi un tercio de las industriales (29%) son ‘líderes’ en la adopción de apps nativas de la nube, frente a un 11% de las entidades de servicios financieros, un 18% de las aseguradoras y un 22% de las de retail y distribución. 

No obstante, el estudio refleja que las prioridades están cambiando: el 10% de las nuevas aplicaciones de los bancos son nativas de la nube; y para cerca de la mitad de las aseguradoras (47%) y casi un tercio de las empresas de retail y distribución (27%), el modelo cloud-native es parte central de sus estrategias tecnológicas. En los próximos tres años, buena parte de estos tres sectores -banca (41%), seguros (44%) y retail y distribución (41%)- prevén realizar inversiones en PaaS considerablemente más altas que las realizadas hasta la fecha.