Aunque la resolución define claramente las zonas grises, abre un margen de lo que se incluye en el POS. Esta situación le podría costar unas sumas bastante altas a las EPS. Según el viceministro de Protección Social, Norman Julio Muñoz, solo en algunos casos en los que la EPS se defiende de una tutela por tecnología, que desde ahora está en el POS, sería un juez quien entraría a definir qué estaría obligado a darle al paciente.

En el caso de una tutela y la institución se defenda, la entidad encargada del pago será el Fosyga. Sin embargo, debe haber claridad en que la entidad solo deberá pagar lo que no está en el POS o aquello que un juez determinó que es de la EPS. Además, el Ministerio dispuso la aplicación por una única vez del trámite de recobros, que, tras la entrada en vigencia de la ley, hayan sido glosados, como lo señalaba el artículo 122 del decreto de ley 19 de 2012. Este procedimiento puede realizarse siempre y cuando no haya transcurrido el plazo de caducidad para la acción de reparación directa.

También, se establece que “la garantía de la calidad de la prestación de los servicios de salud”, es decir, el concepto del que se parte fuera el de las EPS como aseguradoras. “Lo único que puedo decir es que estas medidas habrá que estudiarlas muy detenidamente, porque si bien pueden parecer interesantes podrían tener unos costos exponencialmente altos en el momento en el que el sistema empezara a emplear toda la tecnología”, dijo el doctor Jaime Arias, presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral.