P.- Como gerente general de APESEG, ¿qué balance hace del mercado asegurador peruano en 2012? ¿Se ha logrado una mayor penetración de los seguros, como se había proyectado?

Raúl de Andrea.- La industria aseguradora en Perú se ha mantenido muy dinámica durante los últimos años. Por ejemplo, la tasa promedio de crecimiento anual de primas en los años previos a 2011 fue alrededor del 20% debido al crecimiento económico y a ciertas medidas implementadas por el gobierno para impulsar líneas de negocio como las rentas de jubilación. En los últimos dos años, el crecimiento ha sido más moderado y en las cifras con fecha a noviembre de 2012 las primas anualizadas ascendieron a 2.991 millones de dólares, lo cual representa un crecimiento del 7,6% con respecto al año anterior. Este menor crecimiento se debió principalmente al término del Régimen Especial de Jubilación Anticipada (REJA).

Asimismo, la penetración del mercado se incrementó ligeramente del 1,5% al 1,6%, y si bien es cierto que ésta aún es baja en comparación al promedio en Latinoamérica que alcanza el 4%, representa un alto potencial de crecimiento y oportunidades de negocio. Una muestra de ello son las empresas de menor tamaño, que vienen dirigiendo su oferta y, a la vez, fortaleciendo la competencia hacia segmentos especializados o nichos como SOAT en los ramos de No vida y desgravamen en los ramos de Vida. En general las compañías han mostrado capacidad de adaptación y flexibilidad para mantener sus niveles de eficiencia en este contexto de mayor competencia, debido a que cada una de éstas presentan niveles de solvencia económicas adecuadas, respaldadas por grupos financieros importantes tanto nacionales como extranjeros.

En términos de regulación y supervisión también se ha dinamizado el mercado. Progresivamente se está trabajando con la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) para migrar hacia una supervisión integral basada en riesgos, como lo ha hecho México y como lo viene implementando Chile.

P.- ¿Qué objetivos se contemplan para el año que acabamos de estrenar?

Raúl de Andrea.- Seguiremos preocupándonos no solo por ofrecer más productos sino por que estos se adecúen a las necesidades del mercado nacional, por ejemplo con los microseguros. Además, una forma de convencer a la población de los méritos de un seguro es que cuando ocurra un accidente el seguro pague y lo haga rápido, entonces verán que el sistema funciona. Justamente una característica de los microseguros es la inmediatez de la indemnización. En la medida que esta tendencia se siga afianzando y que siga la estabilidad económica, las personas empezarán a pensar en el largo plazo.

P.- El desarrollo económico del país también ha promovido el crecimiento de los seguros, ¿seguirá esta misma tendencia? ¿Qué habría que reforzar?

Raúl de Andrea.- Definitivamente va a seguir esta tendencia, teniendo en cuenta que la actividad aseguradora es procíclica y las estimaciones de crecimiento económico para Perú son positivas, el crecimiento en todos los seguros va a ser muy importante. Asimismo, las compañías están ofreciendo una serie de alternativas en todos sus productos.
Por otro lado, la reforma que impulsa el Estado sobre el servicio de salud debería también dar un curso importante. Esta reforma considera la manera de cómo las empresas de seguros van a poder dar servicios complementarios a las empresas prestadoras de salud y a los hospitales del ministerio. Los seguros vehiculares también seguirán dinamizando el mercado, ya que se espera una venta de 230.000 vehículos nuevos para este año, un 22% más que el año pasado.
En realidad, el número de empresas que tenemos para la magnitud y potencial del mercado es bajo y, por ello, hay empresas que quieren tener presencia en el mercado peruano. Actualmente existen 14 aseguradoras operando en Perú, y una compañía importante de capitales chilenos ya tiene autorización de funcionamiento, que estaría ingresando justamente en el segmento de seguros vehiculares en una primera etapa. Tenemos información de que habría no menos de cuatro compañías de seguros del exterior interesadas en operar en nuestro mercado.
Lo que debemos hacer ahora es reforzar la difusión de los beneficios de los seguros y combatir el mito de que son caros. En parte es también el resultado de que hasta hace unos pocos años, las compañías de seguros se orientaron demasiado hacia estratos socioeconómicos altos y empresas grandes. Pero en los últimos años el ámbito del seguro se está ampliando a muchos sectores y hacia diferentes provincias. Incluso, se desarrollan microseguros destinados a los sectores C, D y a las pymes.

P.- ¿Cuáles son las líneas de negocio que más se han desarrollado en el país?

Raúl De Andrea.- En los ramos de seguros generales destacaron los seguros de incendios y líneas aliadas, que a noviembre del año pasado crecieron un 16,5% con respecto al año anterior, así como los seguros vehiculares que lo hicieron en un 8,1% para el mismo período. Esto debido al dinamismo del mercado interno, más proyectos de infraestructura y al constante aumento en las ventas de vehículos nuevos. Los seguros de asistencia médica también han experimentado un crecimiento importante (17,2%) impulsado por la Ley de Aseguramiento Universal en Salud implementada por el gobierno.
En el caso de seguros de Vida, el seguro complementario de trabajo de riesgo, que es un seguro obligatorio, creció en un 24,1% debido también al buen rendimiento de las actividades productivas. Los seguros de desgravamen crecieron en 17,6% impulsado por la expansión del crédito. Asimismo, las rentas de jubilación y los seguros previsionales de invalidez y sobrevivencia concentran una participación importante en este ramo y seguramente son los que van a liderar el mercado asegurador cuando el Sistema Privado de Pensiones esté más maduro.

“LAS MODIFICACIONES AL MARCO CONTRACTUAL DE SEGUROS MODERNIZARÁN EL SISTEMA ASEGURADOR PERUANO”

P.- En cuanto a la reforma de la Ley de contrato de seguros recientemente aprobada, ¿qué opinión le merece? ¿Engloba todos los puntos necesarios para una buena práctica aseguradora?

Raúl De Andrea.- Saludamos la aprobación de este proyecto de ley del 11 de octubre, que tiene el mérito de haber unificado en un sólo marco normativo la legislación de seguros que se encontraba dispersa. Las modificaciones realizadas al marco contractual de seguros modernizarán el sistema asegurador peruano, permitiendo a nuestra sociedad contar con el respaldo económico ante eventualidades que afecten su vida, su salud o sus bienes; y de esta manera podrá dedicar sus esfuerzos hacia el crecimiento y la mejora de su bienestar.
Reconocemos que existen aspectos perfectibles en base a la legislación comparada de contratos de seguros de la región en países como Chile, México y Colombia, donde la penetración de seguros es más alta y existe una mayor cultura aseguradora.
Es bueno que exista una ley de este tipo para la transparencia del mercado y para homogenizar términos en las pólizas de diferentes productos que al final fortalecerán la confianza en nuestras instituciones. Sin embargo, existen ciertos puntos que podrían mejorarse para que los costos administrativos de las compañías no se incrementen y las primas no se encarezcan. Dentro de este contexto, seguimos revisando con las autoridades algunos temas, como el plazo para comunicar un siniestro o para anular una póliza cuando un asegurado deja de pagar, para evitar acciones fraudulentas.

P.- Sobre la licitación de las administradoras de fondos de pensiones que se han llevado a cabo recientemente, ¿se han cumplido las expectativas y qué aportará el nuevo sistema?

Raúl De Andrea.- En términos generales, la SBS ha buscado mediante este proceso inyectar más competencia al Sistema Privado de Pensiones (SPP) para reducir las comisiones que las AFP cobran por administrar los fondos. De hecho, la administradora ganadora de la licitación entrará con una comisión muy baja pero una reforma previsional involucra también otros factores como brindar más oportunidades para rentabilizar los fondos, y reducir la informalidad.
El Sistema Privado de Pensiones es un aliado muy importante para el mercado asegurador. Aún es un sistema joven pero ya los afiliados empiezan a jubilarse y las rentas de jubilación que ofrecen las compañías empiezan a ser muy significativas.
Finalmente, como consecuencia de lo que requiere la Ley N° 29903 (Ley de Reforma del SPP), estamos en pleno proceso de conformar un nuevo departamento al interior de la APESEG para la administración centralizada de los seguros de invalidez, sobrevivencia y gastos de sepelio de las AFP.

Consulte la primera parte de la entrevista.