La aseguradora presentó ayer el informe sobre ciberseguridad en el que hace hincapié en que la ciberdelincuencia cuesta a la economía mundial alrededor de 445.000 millones de dólares (398.140 millones de euros) al año, de los cuales la mitad recae en las diez principales economías mundiales.

“Hace 15 años, los ataques cibernéticos eran bastante rudimentarios y normalmente eran cosa de hackers, pero con el aumento de la interconectividad, la globalización y la comercialización de la ciberdelincuencia ha habido una explosión tanto en la frecuencia como en la gravedad de los ataques cibernéticos”, declara Chris Fischer Hirs, director general de la entidad.

Georgi Pachov, experto en seguridad cibernética del equipo internacional de contratación de seguros de bienes de AGCS comenta que “cada vez somos más conscientes de los riesgos que acarrea la interrupción de la actividad de negocio, así como de los seguros relacionados con el mundo cibernético y la tecnología”. "En los próximos cinco a diez años –anticipa- veremos la interrupción de la actividad de negocio como un riesgo clave y un elemento principal del mercado de los seguros cibernéticos”, comenta.

Afrontar los riesgos cibernéticos

El informe enumera una serie de medidas que las empresas pueden tomar para afrontar los riesgos cibernéticos. Se destaca, en este sentido, que los seguros solo pueden ser una parte de la solución y la defensa cibernética deberá basarse “en una estrategia integral de gestión de riesgos”. “Los aspectos tecnológicos, operativos y relativos a los seguros de la gestión de riesgos están estrechamente relacionados”, explica Jens Krickhahn, experto en el sector cibernético y de infidelidad de la entidad para Europa Central y Oriental.

Además, se incide en que la gestión de riesgos cibernéticos es demasiado compleja para que lo gestione una sola persona o departamento, por lo que desde la aseguradora se recomienda adoptar un enfoque de reflexión para abordar los riesgos a través del cual los diferentes actores del mundo empresarial colaboren para compartir conocimientos.

COMPARTIR