El mercado asegurador tuvo un crecimiento real de 6,4%, con una prima directa que ascendió a un total de UF 239,8 millones (unos 11.445,8 millones de dólares), según se destaca en el Boletín. En concreto, los seguros generales crecieron un 4,1%, finalizando de esta forma el año con una prima directa de UF 81,5 millones. Por su parte las primas de seguros de vida ascendieron a UF 158,4 millones, equivalente a un crecimiento del 7,6%. En comparación con el año 2011, la industria tuvo un crecimiento más débil, principalmente en los seguros generales, que en comparación con año precedente se situaron en un 17,2% y también en el caso de vida que se situó en 13,0% en 2011.

Esta tendencia del mercado de seguros generales se ha debido a la baja de los precios presionados por las licitaciones de coberturas de incendio y terremoto asociadas a los créditos hipotecarios de la banca, y que se iniciaron en 2012. Por su parte Vida ha sido impulsado por las ventas de las rentas vitalicias y por la nueva partida de las coberturas de los seguros de invalidez y sobrevivencia, entre otros aspectos.

Según el vicepresidente de la AACH, Jorge Claude, otros dos factores frenaron el crecimiento de este segmento: los menores precios de reaseguros en la segunda mitad del año que motivaron algunas caídas de valores en las pólizas, y menores ventas de seguros de todo riesgo en construcción, debido a la baja de los proyectos, tal y como se recogen en declaraciones realizadas a ‘Economía y Negocios’. Para este año, Claude espera un crecimiento de la industria (sumando vida y generales) en torno al 5,4%. Estimaciones que se apoyan en las buenas cifras de empleo y el aumento de las remuneraciones, que afectan positivamente los ingresos a través del SIS.

COMPARTIR