El Banco Central de Uruguay (BCU) ha recibido los resultados del pasado ejercicio del BSE que alcanzó un volumen de 724 millones de dólares (+14%). Por su parte, las aseguradoras privadas que operan en el país registraron una facturación de 387 millones de dólares, según los datos que maneja el Banco Central.

El gerente general de la aseguradora estatal, Raúl Onetto, ha manifestado que el pasado ejercicio “fue un muy buen año para el mercado general y en particular para el BANCO DE SEGUROS que tuvo un crecimiento en su volumen de facturación como hace tiempo no alcanzaba”, destacó. A pesar del avance, el directivo señala que “hay espacio” para seguir progresando dentro del mercado dado que en los países desarrollados esta actividad de negocio se sitúa en el 5% del PIB.

MEJORES PERSPECTIVAS

Por líneas de negocio, Vida, agro y riesgos patrimoniales son los que tienen un “potencial más interesante” para crecer en los próximos años. Un crecimiento que se traduciría, dijo, en una facturación de 1.300 millones de dólares para 2016, según un informe solicitado a una entidad privada.

BSE copa el primer lugar por grupos aseguradores en el mercado uruguayo, donde cuenta con una penetración del 65,1%. Si se excluyen las pólizas por accidentes de trabajo donde es la única entidad que las ofrece, la cuota de mercado se situaría en el 53,2%.

Por ramos, Autos está liderado por BSE con el 51% del mercado, seguido por PORTO SEGUROS (16%), RSA (13%) y MAPFRE (8%). En las pólizas relacionados con el sector agrícola, BSE aseguró 504.000 hectáreas de cultivo, lo que equivale al 25% del total. Donde la aseguradora estatal no lidera el mercado e en el negocio de Vida, donde METLIFE cuenta con el 30% de las pólizas, por delante de BSE con el 27% y MAPFRE con el 22%.