Con una producción total en primas de 334.189 millones de pesos (25.486 millones de dólares), el sector asegurador contribuye ya en un 2,08% al PIB nacional, además de constituirse en el tercer inversionista institucional del sector financiero. En cuanto a indemnizaciones a los usuarios de seguros, durante 2013, se pagaron alrededor de 187.000 millones de pesos (14.261 millones de dólares), cifra superior en un 18,9% al monto correspondiente a 2012, mostrando así una comprometida respuesta con la sociedad mexicana.

Relativo a las inversiones del sector, éstas alcanzaron un crecimiento del 9,3% en comparación con lo reportado en 2012. Según explican esto permitió acumular al término del ejercicio 2013, inversiones que exceden en un 17% el monto de sus obligaciones contraídas con los asegurados.

En cuanto al capital de garantía, el acumula 166.000 millones de pesos (12.659 millones de dólares), cifra superior en un 4,8% respecto al ejercicio 2012, con lo cual duplica el capital que exige la regulación mexicana para garantizar los pagos a los asegurados.

Resultados al cuarto trimestre de 2013

• En términos nominales, el sector creció un 10,7% en primas, traduciéndose en una tasa real del 6,5%.
• Su crecimiento global se debe al aporte de importantes incrementos en las operaciones de vida (11,1%), pensiones (14%) y accidentes y enfermedades (13,1%).
• Como resultado de una ligera desaceleración en su ritmo de crecimiento, autos alcanzó un moderado pero positivo incremento (5,9%).
• Las operaciones de Daños sin Autos alcanzan, en términos nominales, un crecimiento del 12,6%, resultado derivado de la renovación de la póliza bianual de Seguros Generales de Daños de PEMEX.
• Ajustando las primas a un comportamiento anual, el incremento en las operaciones de Daños, sin autos, alcanza el 1,1% en términos nominales.