Según detalla el informe de la Superintendencia, entre enero y septiembre de 2012, el mercado de seguros de vida presentó un incremento en términos reales del 8,0% en sus ventas respecto al mismo período del año anterior, alcanzando los 5.654 millones de dólares, mientras que las del mercado de seguros generales se expandieron un 2,5% en el mismo periodo, llegando a los 2.845 millones de dólares. Las ventas de los seguros tradicionales muestran una leve disminución, en términos reales, de 2,41% a septiembre de 2012 al compararlo con el mismo período de 2011. Por su parte, el Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS) muestra una disminución en las ventas del 6,40%, la que se explica porque la última licitación de dicho seguro se adjudicó a tasas inferiores a las observadas en la licitación previa.

En cuanto a las inversiones, las carteras de las compañías se componen mayoritariamente de instrumentos de renta fija nacionales, tanto en seguros de vida como en generales, con un 68,4% y un 75,3%, respectivamente, del total de la cartera.

Durante el tercer trimestre de 2012, el mercado de seguros generales obtuvo utilidades por 89,5 millones de dólares, en tanto que los seguros de vida generaron utilidades por 510,1 millones, una cifra significativamente mayor explica la SVS que el resultado observado en el mismo período anterior, debido principalmente al aumento en el resultado técnico y en el de inversiones financieras. Los mejores resultados en seguros generales son, a su vez, producto de un aumento en el resultado de inversiones.

Los ramos que explican la magnitud de esta alza son Vehículos, Terremoto e Incendio, con incrementos de un 8,0%, 5,1% y 4,4%, respectivamente, en dicho período. Los ramos en que se observa disminución en las ventas son Ingeniería, Accidentes Personales y Transporte, el primero de éstos con una baja que excede el 14%.