Este desempeño se obtuvo tras una contracción del mercado de primas totales igual a un 6%, por su parte las primas retenidas registraron tendencia semejante, significando 6,2%, según explica el informe. En la reducción de cartera incidieron los ramos de Salud, Fianzas y Accidentes Personales, descendiendo las primas un 24,8%, 24,1% y 27,4%, respectivamente, por su parte, los seguros patrimoniales obtuvieron un incremento del 10,6%.

En cuanto al estado de resultados de todo el sistema, destaca que la utilidad fue generada mediante la gestión técnica y financiera. El área financiera presentó mayor aporte, 20,34 millones de dólares, mientras que el área técnica participó con 11,53 millones de las utilidades totales, antes del I. R, no obstante este beneficio se redujo un 9,7% con respecto al mismo período 2011.

Por último, el área técnica descendió su resultado en virtud de los factores siguientes:
- Las primas retenidas descendieron en 13,8 millones equivalentes a un 6,2%, a su vez los siniestros de retención aumentaron en 16,96 millones igual a un incremento del 21,2%, variando la siniestralidad de un 36% a un 46,5%
- Los gastos operacionales netos contribuyeron a no disminuir el resultado al bajar el importe de gastos un 8,8%, así el índice de gastos varió un mínimo de un 25,8% a un 25,12% sobre las primas retenidas.