El directivo explicó que aún es muy temprano para estimar una cifra exacta en los pagos por siniestros, porque hay que esperar que se reporten los hallazgos ocurridos en la Zona Libre de Colón, que estaba cerrada el lunes, apuntó De la Guardia, que también es vicepresidente de INTERNACIONAL DE SEGUROS. En el ramo de seguros de automóvil, a la cobertura que se le denomina ‘compresivo’, en la que se incluye el riesgo de inundación, reveló en información de ‘Entorno Inteligente’.

En cuanto a las propiedades, bajo el ramo de incendio, la póliza debe tener la cobertura de inundaciones en la mayoría de los casos, pues normalmente los consumidores adquieren cobertura completa, o sea, que incluyen este tipo de catástrofe, tanto para edificios residenciales o comerciales, como para los contenidos de ambos, puntualizó De la Guardia. En los últimos años, las sumas pagadas por los siniestros han sido mayores que las primas, reveló el ejecutivo. Sin embargo, los empresarios del gremio coincidieron en destacar que después de los desastres ocurridos el fin de semana, esperan un alza en los desembolsos por siniestros, informaron De la Guardia y Carlos Berguido, director ejecutivo de Apadea.

Desde el mes de enero a septiembre de este año las primas pagadas en relación con los siniestros reportaron una disminución de del 19,95%, sumando 311 millones de dólares pagados. Hasta el mes de septiembre de 2012 se pagaron 56,5 millones menos que el año pasado. Los mayores incrementos en siniestralidad se produjeron en el ramo salud con un 6,54%, automóviles con 25,73% y colectivo de vida por 0,96% menos, según estadísticas de la Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá. La venta de primas de seguros sumaron un alza de 7,81% en comparación con el mismo periodo de 2011, este aumento se debe al buen desempeño de la economía del país y las respuestas inmediatas a los siniestros a nivel nacional por parte de los dueños de las aseguradoras, dijo Berguido.

COMPARTIR