Entre enero y marzo de 2011 se habían vendido seguros privados por unos 66,4 millones de dólares. La mayor proporción de pólizas comercializadas correspondió a vehículos, impulsada por las ventas de automotores del período. Estos representaron el 45,5% del total colocado al alcanzar los 37,7 millones de dólares. Esto implicó a su vez un crecimiento del 20,2% respecto de igual trimestre de 2011. En importancia en su peso le siguieron los seguros de vida con un 28,37%, transporte un 7,45%, incendio un 4,27%, rurales un 3,67% y responsabilidad civil un 2,31%.

Comparado con 2010 los que elevaron más su volumen de ventas fueron caución con un 76% aunque en total sumaron menos de 500.000 millones de dólares. El negocio de Vida tuvo un alza del 29,4% hasta los 4,4 millones de dólares -impulsada por los consumos en tarjetas de crédito entre otros- los seguros contra incendio aumentaron un 28,8% hasta los 3,5 millones de dólares y rurales tuvo un alza de un 23% hasta 3 millones de dólares.

Por otro lado, los seguros de vida previsional subieron exponencialmente al pasar de 1,2 millones de dólares en el primer trimestre de 2011 a 6,8 millones en igual lapso de 2012. Transporte aumentó sus ventas en un 11,7%. En contrapartida, la comercialización de seguros contra robos cayó un 4% en el primer trimestre del año totalizando pólizas por apenas 1,4 millones. La venta de seguros de responsabilidad civil cayó un 10,9% hasta 1,9 millones.

Las empresas reflejaron una mejora en el resultado financiero consolidado frente a 2011, lo que implica que obtuvieron mejores rentas por sus inversiones. A marzo, el resultado financiero fue positivo en 8,4 millones, mientras que en 2011 había sido en 5 millones. Con más ventas y mejores retornos, el resultado neto del negocio mejoró en los tres primeros meses del año al cerrar en 5,3 millones.

COMPARTIR