Aparcar en zonas de carga y descarga, con límite de horario, encima de las aceras o invadiendo los pasos de peatones son algunas de las causas más comunes que motivan una infracción durante esta época del año (27%). Por otro lado, la velocidad (24% de los casos) es la segunda consecuencia de las sanciones de tráfico, seguido de la no identificación del conductor (8,5% de las infracciones) y el no detenerse frente a un semáforo cuando está en rojo o en ámbar (3,1%).

Los robos en los hogares aumentan un 5,3% en verano

Durante los meses de julio, agosto y septiembre, el número de llamadas al seguro por robo en el hogar se incrementa en un 5,3% en comparación a otros meses del año, según las conclusiones de otro estudio de la compañía realizado sobre su propia cartera de clientes.

Además, los problemas más comunes son los relacionados con el agua (suponen más de uno de cada cuatro partes comunicados por los asegurados durante el verano), seguido de la rotura de cristales y los daños eléctricos, que suponen el 13% y el 10% de los siniestros en el hogar, respectivamente. Otros problemas que motivan partes al seguro en estos meses además de los señalados anteriormente son la asistencia jurídica, los riesgos atmosféricos derivados de lluvia, caída de rayos o pedrisco; o los incendios, aunque en menor medida.