La primera de esas medidas consiste en que los peritos de la aseguradora de Renfe (QBE) se ratifiquen en su informe inicial y en uno complementario que presentaron en julio siguiendo los criterios de la Audiencia. En ese nuevo informe, que se aporta como documento adjunto en el auto, los expertos periciales consideran que, al no desplegarse ninguna tecnología de frenado automático en la curva de Angrois, el riesgo se elevó un 10 %. Consideran que este nivel de riesgo era “intolerable”.

El juez también solicita la ratificación del informe realizado por el catedrático Enrique Castillo Ron y que los tres peritos nombrados por el juzgado esclarezcan “de forma definitiva” si hubo una correcta evaluación de riesgos en la curva de Angrois, donde se produjo el accidente que causó 80 muertos y 144 heridos. Y les pide que intenten consensuar un único informe.

Se trata de valorar, aduce, “la relevancia causal de tales hechos como paso previo a dirimir ulteriores responsabilidades de orden penal”. Tendrán un plazo de tres meses y podrán recabar de la Administración toda la documentación que sea necesaria.

Noticias relacionadas

QBE amplía el depósito judicial para indemnizar por el accidente ferroviario de Santiago

Accidente del Alvia: QBE amplía en 5,25 millones el depósito judicial para el pago a perjudicados