Entre las modificaciones, según recoge ‘La Prensa’, quieren otorgarle derecho a voz y voto al gerente del ISA, quien actuará como secretario en el comité ejecutivo de la institución. También le otorgaría más poder al gerente de la entidad de seguros, quien aprobaría gastos de hasta 75.000 dólares y la facultad para hacer inversiones hasta 300.000 dólares sin pasar por el control previo de la Contraloría General.

En la actualidad el gerente del ISA solo puede aprobar gastos hasta 25.000 dólares e inversiones hasta 100.000 dólares. Por su parte, el Comité Ejecutivo se le facultaría para aprobar inversiones y el pago de indemnizaciones mayores de 300.000 dólares.

En el anteproyecto, que sería presentado a la Comisión de Asuntos Agropecuarios de la Asamblea Nacional, se excluye al ISA de la contratación de reaseguro, ya que según se explica esta figura “no ofrecen ventajas competitivas ante pérdidas extraordinarias y en su defecto, el Estado será el respaldo”. Sobre el capital y los recursos necesarios en la operación de la entidad, se incluye el pago del 1% del monto de los contingentes negociados por la Bolsa Nacional de Productos.

EL FEREC AYUDARÁ A LOS PRODUCTORES

Las reformas también contemplan la creación del fondo de reserva para riesgos y eventos catastróficos (Ferec). “Con este dinero se ayudaría a los productores que pierdan sus cultivos a causa de algún siniestro en áreas pobres”, informó Rubén Darío Campos, gerente del ISA. De esta forma, el Ferec será administrado por el ISA y será una reserva acumulativa para el pago de indemnizaciones en caso de desastres naturales hasta 50.000 dólares sin control previo de la Contraloría.

Los fondos provendrán del cobro del 3% del impuesto de importaciones agrícolas, ganaderas, porcinas, caprinas, ovinas o marinas, indicó el funcionario.