El pasado mes de diciembre, el INS ha abonado 1.500 millones (2,8 millones) por los servicios que han recibido las personas afectadas por accidentes y que están cubiertas por el seguro obligatorio de automóviles y el seguro de riesgos del trabajo, de acuerdo con información de la CCSS de la que informa ‘La Nación’.

Se espera que con la nueva ley de tránsito el INS cumpla con todas las obligaciones de pago con los hospitales públicos a cargo de la Caja, la cual tiene un contrato marco establecido para realizar el cobro a las aseguradoras que comercialicen las pólizas por accidentes de tránsito y de trabajo, incluyendo al INS. Además, los 29 hospitales de la Caja ya tienen a su disposición la nueva aplicación informática que define la facturación de los servicios.

COMPARTIR