El bróker especifica que, “dejando de lado una compañía aseguradora, que ha realizado propuestas por encima del 8%, las demás se sitúan entre el 3% y 5%”. Así, una vez analizadas y discutidas las propuestas, los especialistas de la correduría consideran que el citado incremento medio será más bajo del estimado inicialmente “por el peso que ejercen las pólizas de salud de las grandes corporaciones y empresas, que se han movido en torno al 3% de incremento”.

José Guisasola, consultor responsable del estudio, afirma: “Teniendo en cuenta que el último IPC general publicado ha llegado al 3,5% y que la siniestralidad se ha incrementado en un 1% con respecto a la anualidad anterior, el incremento medio previsto para 2013 es moderado”. María José Sanagustín, directora de la División de Salud en AON, añade: “la lucha de precios entre las principales aseguradoras ha neutralizado el impacto de otros aspectos que aportaban incertidumbre en la evolución de estos seguros. Como son las decisiones del gobierno sobre la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, el incremento en la participación de los usuarios en el coste de los medicamentos o el previsible aumento de las listas de espera”.

Asimismo, el bróker afirma que “los movimientos políticos van a tener una clara repercusión en el mercado de los seguros de salud, y estiman que este sector se irá posicionando con nuevos seguros y servicios conforme se vayan produciendo los cambios”. Y, de cara a este nuevo ejercicio de renovación, recomienda a las empresas “solicitar a las compañías de seguros información de la siniestralidad real de los colectivos asegurados para evaluar la coherencia de las propuestas”. También aconseja “revisar los condicionados de las pólizas al efecto de asegurarse que incluyen los nuevos servicios y tratamientos disponibles, confirmando de esta forma la competitividad de las pólizas”. 

COMPARTIR