En Uruguay existen 16 empresas que ofrecen servicios de seguros. Ocho de ellas están habilitadas por el Banco Central del Uruguay (BCU) para vender seguros de vida. “En mercados emergentes como el uruguayo, en la medida que se dan ciclos de crecimiento de la economía, siempre se espera que el mercado asegurador crezca por encima del crecimiento del PBI”, explicó el director ejecutivo de Audea, Mauricio Castellanos.

El crédito bancario otorgado por el total de las instituciones privadas alcanzó el año pasado los 5.959 millones de dólares, un 30% más que en 2010. En 2011 crecieron un 24,49% las primas de seguros emitidas con respecto a 2010, si se miden los rubros donde existe la competencia (el Banco de Seguros del Estado mantiene el monopolio en los seguros de accidente laboral). El año pasado se vendieron en el país, en total, 686.507.889 de dólares.

La actividad del BSE cayó poco más de un punto porcentual en el período, pero mantuvo el predominio en el mercado (53,39%). Los seguros por accidentes laborales que gestiona la empresa estatal crecieron un 15,2%.

Para el titular de la asociación de aseguradoras privadas, es “muy claro en la situación de Uruguay, el incremento de las pólizas”. Así, añaden que “como elementos importantes destaca que aumenta el PBI, los salarios por Consejos de Salarios, aumenta la formalización de la economía, aumenta el salario mínimo nacional y el desempleo es muy bajo. Eso implica que la gente empieza a tener más capacidad económica y entonces tiene la capacidad de contratar más seguros de autos, porque se compran más autos de kilómetro cero, y hay más vehículos en la calle. Pero además accede a los seguros de vida”, afirmó Castellanos.