En una entrevista en la Cadena Ser, de la que se hace eco la agencia Efe, matizó que “se trataría de un impuesto complementario al de Sociedades sobre la misma base tributable y con un tipo del 8%”.

Recordó que su propuesta está “inspirada bastante” en la de la tasa de sobrecargo que el gobierno conservador de David Cameron aprobó en 2016 en Reino Unido, el dirigente socialista ha cuantificado su potencial recaudador en 870 millones de euros anuales, en términos de la base imputable de 2015.

Escudero, que ha negado que el afán de venganza hacia el sector bancario guíe su planteamiento, ha defendido que este recargo contribuye “clarísimamente” a la estabilidad financiera, ya que esta requiere que la banca asuma menos riesgos.

COMPARTIR