Este informe, que analiza los factores clave de la oferta y demanda de reaseguro a la vista de las próximas renovaciones de fecha 1 de enero, revela que un importante porcentaje de las pérdidas sin precedentes por inundación generadas por el Huracán Harvey en Texas y Louisiana no estarán aseguradas, poniendo de nuevo de manifiesto la existencia de una falta global de cobertura aseguradora. Como resultado, los afectados requerirán un fuerte apoyo financiero del Gobierno de Estados Unidos.

Mientras tanto, en la primera mitad de 2017 se ha observado un aumento de capital total disponible en el sector reasegurador, alcanzando una cifra record de 605.000 millones de dólares al 30 de junio de 2017. “El Huracán Harvey ha tenido consecuencias devastadoras y desafortunadamente muchas de las pérdidas ocasionadas no están aseguradas, dejando al gobierno de Estados Unidos y, por tanto, a los contribuyentes, con la carga económica de las mismas”, detalla Eric Andersen, Chief Executive Officer de AON BENFIELD. Al mismo tiempo, -añade- “nos encontramos con una industria reaseguradora sobrecapitalizada y con  nuevos inversores buscando activamente acceso a riesgos aseguradores diversificados. La frecuencia de las pérdidas relacionadas con fenómenos climatológicos severos está aumentando y es necesario avanzar un paso más en los esfuerzos que se están realizando para abordar la evidente falta global de cobertura aseguradora”.

El Reaseguro sigue fuerte

Este informe confirma que las grandes reaseguradoras continúan presentando sólidos resultados en la primera mitad de 2017, gracias a un comportamiento relativamente favorable de la siniestralidad y a unos rendimientos de las inversiones estables. En este entorno de mercado favorable también destaca el aumento de capital alternativo y su impacto en la competencia en las renovaciones de mediados de año.

Según cifras preliminares y anteriores al Huracán Harvey, las pérdidas aseguradas en los ocho primeros meses de 2017 ascendían a un total de 4.500 millones de dólares, representado el 56% de la media de los últimos 10 años para el mismo periodo. El porcentaje reasegurado de estas pérdidas era bajo, dado que una gran proporción de las mismas correspondía a eventos climáticos localizados en Estados Unidos.

José Mª Elguero detalla las implicaciones para el Seguro de los huracanes Harvey e Irma

El director del Servicio de Estudios de MARSH ESPAÑA y miembro de la Junta Directiva de AGERS, José María Elguero, habló ayer del impacto de los huracanes Harvey e Irma en la economía americana y su incidencia en los seguros, dentro del programa ‘Entrevista Capital’ de Radio Intereconomía. En su intervención señaló que el impacto de dichos huracanes quedaría circunscrito a los Estados de Texas y Florida principalmente, afectando en escasa medida a la economía americana en su conjunto, salvo las partidas de más de 15.000 millones que el Congreso ha aprobado para ayudar a los damnificados. Las perdidas conjuntas de ambos fenómenos catastróficos ascienden, provisionalmente, a más de 200.000 millones de dólares, con un balance de cerca de 60 fallecidos.

También puso de manifiesto que las industrias y sectores que han quedado afectados son los del turismo y ocio (principalmente en Florida), la industria petrolera (en Houston), el sector eléctrico, con cortes de suministro que esta semana afectaban al 72% de la población de Miami, y a las infraestructuras de transporte (puertos, aeropuertos, carreteras, ferrocarril). “Es previsible un aumento del desempleo y una reducción de los salarios, como ya vimos tras el huracán Katrina –apuntó Elguero- pero también se espera un crecimiento del PIB gracias a la inversión de 40 billones de dólares en costes de reconstrucción”. En este sentido, recordó algunas recomendaciones que al respecto realiza su firma: evitar errores “de manual”, como los diques de contención de New Orleans; mejorar la calidad constructiva de edificios y construcciones civiles; planificar los drenajes en las ciudades; abordar el envejecimiento de las instalaciones energéticas e infraestructuras; y mejorar los planes de emergencia y evacuación.

Falta una labor pedagógica

Con relación al Seguro, Elguero apuntó que la capitalización bursátil del sector asegurador es muy sensible a las catástrofes naturales, lo que explica la caída de algo más del 2% en las bolsas internacionales al inicio del huracán Irma. “Sin embargo, el paso de la categoría 5 a la categoría 1 ha reducido sensiblemente las perdidas esperadas, por lo que el mercado asegurador ha despuntado por encima del 5%, recuperando y afianzando su valor”. El también colaborador de INESE acabó resaltando que “en términos de aseguramiento del riesgo catastrófico, todavía queda pendiente una labor pedagógica respecto a los beneficios de la misma, ya que el 17% -en el caso español- de las empresas con intereses en el Caribe y costa este americana no tienen contratada esta cobertura”.

COMPARTIR