El evento de inauguración se espera poder hacer el 13 de junio, “donde presentaremos un programa de actividades”. De esta forma “el periodo por parte de la DGSFP habrá cumplido en junio así como la autorización de México, que la esperamos para la semana que viene”, detalla.

García Cueto quiere replegar el modelo mexicano en España, un modelo que tiene una “preparación absoluta, una gran capacidad profesional y humana que te sorprende gratamente. ASERTA es tecnología pura, allí usan la fianza digital. Cuando tenemos un aval que garantiza que vas a prestar el servicio, a la administración le llega esta garantía codificada”. El grupo financiero matriz ostenta una cuota de mercado del 27% en México y del 7% en el conjunto de Latinoamérica, y “tiene todos los servicios externalizados; el seguro está en manos del agente. La fianza está al servicio del cliente”, subraya.

De esta forma, la apertura en España se basará en el modelo mexicano y para ello se introducirán las fianzas digitales, explica García Cueto. Un proyecto para el que “hemos cumplido todos los requerimientos de capital". Apunta, además, que "en México nos tienen bastante distancia en los seguros de Caución, tanto en tecnología, como en la externalización absoluta para abaratar todo el peso de la estructura". Y añade: “España en Caución no tiene nada que ver con México, ni sus canales de distribución ni su sistema de ventas. Allí se usan las fianzas para todas las garantías, grandes y pequeñas. En España queremos tener el mismo éxito, pero para eso tiene que estar todo de manera digital y es uno de los atributos que queremos traer a nuestro país”.

España, primer paso para la internacionalización

La apuesta por España surge, entre otros aspectos, porque tras cumplir con todos los criterios de Solvencia, el grupo registró un exceso de capital. “Entonces ese capital se ha llevado a invertir a España, siendo el país una posible internacionalización hacia Europa”. “Al margen de eso –agrega el directivo- lo que hago es aprovechar los acuerdo de fronting que tengo para poder trabajar en otros países donde no estoy. Porque puedo atender las fianzas y los seguros de Caución en México ya que la transformación no obliga a abandonar aquellos sitios donde se requiere de una fianza, no de primer requerimiento. Y aquellos sitios donde sí me exigen una garantía brutal porque esa sí es de primer requerimiento, también puedo darles servicios con los seguros de Caución”, detalla.

Según explica García Cueto, México se lleva el 50% de las garantías en Latinoamérica, “por eso era claro que había que venir a España para llevar el negocio para allá y acompañar a las compañías españolas en México, sobre todo con ese cuadro reasegurador tan bueno, de la mano de HANNOVER RE. La capacidad que hay en México es de 400 millones de dólares (358 millones de euros) para el grupo”. En México hay instaladas actualmente alrededor de 6.000 empresas españolas, de las cuales, según el directivo, unas 300 podrían ser clientes.

“Traemos una mochila vacía para poder llenar de capacidad al mercado español. No solo para las operaciones que hay en México sino para las operaciones que hay en España”. "En España las compañías de caución creo que no han estados juntas, y eso es una equivocación, hay que aprender todos de todos para que así seamos más fuertes”, asevera García Cueto.