Según reconoció, la vigencia del SOAT constituirá un desafío “que no es como lo hubiésemos querido las compañías de seguros”. Además, respecto al motivo por el cual los usuarios que tramiten en enero el SOAT no tendrán cobertura antes de julio, explicó que las aseguradoras solicitaron seis meses de gracia para sumar fondos. “Son 32 las compañías que se reúnen en un solo grupo para enfrentar este desafío. Si lo hacíamos en forma independiente, no lo íbamos a poder hacer. Por eso se estableció que se paren las indemnizaciones durante seis meses, para crear fondos”, explicó, en información de ‘ABC’.

Giucich reconoció que hubiese sido más cómodo establecer la obligatoriedad de contar con un seguro referente a la responsabilidad civil, que ya ofrecen las aseguradoras, antes que crear un nuevo sistema, que demandó más inversiones por parte de las entidades.

EL MINISTRO DE SALUD DEFIENDE LA IMPLEMENTACIÓN DEL SOAT

Por su parte, el ministro de Salud Pública, Antonio Barrios, ha mostrado su preocupación ante la intención de posponer la aplicación del Seguro Obligatorio para Accidentes de Tránsito (SOAT), el cual consideró como una opción de protección para los conductores de motocicletas, debido a que el sistema de salud se ve sobrepasado por los accidentes y generalmente el Estado debe absorber el coste de recuperación.

Barrios, quien ayer expuso ante la Comisión Permanente del Congreso la necesidad de aplicar el SOAT, así como establecer charlas con los intendentes a fin de concientizar sobre el SOAT y aclarar los puntos confusos, recomendó modificar aspectos como la cobertura y superposición con seguros privados.

“Si bien no va a ser la solución, hay que buscar paliar la falta de cobertura”, afirmó a radio ‘Primero de Marzo’en información publicada en el portal digital del Ministerio de Salud. En su opinión, en lugar de la suspensión se debe exigir el cumplimiento. “Aquellos que ya cuentan con un seguro privado están en su derecho a reclamar, pero ya no podemos seguir en la informalidad”, concluyó.