Según revela el diario ABC, el Gobierno se tendrá que ayudar de los ahorros del Fondo de Reserva con la particularidad de que quedan tan solo 15.020 millones de euros, es decir, habría recursos solo para pagar una extraordinaria si se hubieran gastado todos los ahorros de la ‘hucha’. Los presupuestos de 2017 contienen un préstamo de la Seguridad Social de 10.129 millones para pagar las pensiones en previsión de que el instituto previsor no tendría suficiente con lo que recauda para hacer frente a las prestaciones que tiene que atender.