Entre otros asuntos, la nueva ley incluirá la posibilidad de que los afiliados que de manera voluntaria entraron en una AFAP y hayan cumplido 40 años y siempre que no superen los 50 puedan desvincularse. Este cambio afectaría a un gran número de trabajadores, alrededor de 800.000 que representan al 80% que forman parte del sistema, según indican desde el Estado. Esta decisión se podrá realizar una única vez.

El cambio contaría con el apoyo de las Administradoras de Fondos. El presidente de REPÚBLICA AFAP, Luis Costa, indicó que “en caso de que esté bien hecha la propuesta no tendría inconveniente en apoyarla”. Aseguró que el apoyo se daría siemrpe que “sea a partir de determinada edad y con un plazo razonable para que la persona puede recabar la buena información sí estamos de acuerdo”.

Por su parte, la directora interina de Seguridad Social en el Ministerio de Trabajo, Ivonne Pandiani, anunció a Crónicas que para este mismo mes estaba en al agenda una nueva reunión con el mercado para analizar al propuesta del Ejecutivo antes de enviarla al Parlamento, pero se tuvo que retrasar.