Desde el Ejecutivo se explica que este incremento responde a las necesidades del sector agropecuario que, "con un otoño especialmente seco (precipitaciones un 18% inferiores a la media del periodo de referencia 1981-2010), un invierno muy cálido (el segundo más cálido desde 1961) y un elevado volumen de cosecha para los cultivos herbáceos extensivos", han inducido una mayor percepción del riesgo, en una campaña en la que los agricultores y ganaderos han incrementado un 22% contratación, "además de superarse por primera vez en la historia del seguro agrario español los doce mil millones de euros de capital asegurado".

El Gobierno ha recordado que "el Sistema de Seguros Agrarios Combinados es un pilar fundamental de la política agraria en España, que permite garantizar la viabilidad de las explotaciones agrarias, contribuye al mantenimiento de la Producción Final Agraria y confiere de una mayor competitividad al sector agrario para hacer frente a los retos a los que se enfrenta en la actualidad".

Noticias relacionadas

La contratación de seguros agrarios crece más de un 16% en el primer semestre del año

Seguros agrarios, se confirma la recuperación

Más de 10,5 millones de toneladas de cereales de invierno ya están aseguradas

Aprobado el acuerdo entre ENESA y AGROSEGURO para ejecutar el Plan de Seguros Agrarios de 2016