Según el Instituto Forestal (Infor), las aseguradoras venden pólizas contra incendios forestales y los efectos del cambio climático, pero dado que no hay normas para evaluar los riesgos, la cobertura suele tener una tarifa excesiva y estar fuera del alcance de las pymes. "La pyme forestal no obtiene pólizas de seguro de incendio para sus plantaciones porque el mercado asegurador es reducido y, debido a la baja calidad de la información, se le asigna por defecto una calificación de riesgo elevado", indicó el director de Infor, Hans Grosse.

La nueva legislación beneficiará a las pymes de dos formas. Primero porque el Instituto Nacional de Normalización (INN) establecerá normas que determinen la forma en que las aseguradoras pueden evaluar los riesgos con precisión. Y en segundo lugar, los dueños de las plantaciones podrían obtener un sello de asegurabilidad y clasificación de riesgos que entregaría pruebas al mercado de que han sido auditados adecuadamente.

La iniciativa es impulsada por Infor y cofinanciada por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA). Ambas entidades están ligadas al Ministerio de Agricultura. Aparte de los peligros evidentes de no contar con un seguro contra incendios, la falta de seguros para las pymes les impide competir con las grandes empresas forestales en momentos en que el sector está consolidándose cada vez más y los precios están subiendo, apuntó Grosse.