Estos se han elaborado con previsiones “prudentes”, según explica el Ejecutivo, a partir de un cuadro macro en el que se estima que el PIB real crecerá un 2,5% en 2017, si bien el PIB nominal se elevará hasta el 4,1%, lo que redundará positivamente en la recuperación de las bases tributarias y el consecuente incremento en la recaudación.

En cuanto a la evolución de la tasa de paro, las previsiones apuntan a que descenderá del 19,6% en 2016 al 17,5% en 2017, lo que supondrá una rebaja en el gasto de prestaciones por desempleo. Asimismo, en 2017 el conjunto de las Administraciones Públicas debe cumplir con un objetivo de déficit del 3,1% del PIB.

Ingresos y gastos

El total de ingresos no financieros para 2017, después de la cesión a los Entes Territoriales alcanzará los 133.055 millones de euros. Los ingresos tributarios antes de la cesión a los Entes Territoriales se incrementan un 7,9% respecto a la recaudación del año anterior, hasta alcanzar los 200.963 millones de euros.

El gasto no financiero de los ministerios asciende a 54.674 millones de euros, lo que supone una reducción de 3.490 millones respecto al presupuesto de 2016, dado que se ajusta la ejecución llevada a cabo en 2016, respetando las partidas del gasto social.

Pensiones públicas

Las pensiones se incrementan en 2017 en un 0,25%, un incremento que ya se encuentra en vigor desde comienzo del año. El Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017 se limita a reconocer un incremento que ya vienen percibiendo los pensionistas. Además, se incrementan en un 0,25% diversas prestaciones contempladas en la Ley.

Préstamo a la Seguridad Social para pagar las pensiones

Durante la rueda de prensa el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció que ante la duda que existía para tapar el agujero de la Seguridad Social, que cerró con un déficit histórico de 18.000 millones, el 1,62% del PIB, de emitir deuda pública o directamente recurrir a los presupuestos, el Gobierno se ha decantado por un "préstamo" directo de las cuentas públicas. No se ha desvelado el importe, dejando la cifra para el próximo martes. Tampoco la manera en la que se inyectará oxígeno al sistema, pero el objetivo es cubrir el actual déficit que genera. "No podemos precisar cuantía, pero se trata de mantener los niveles del fondo de reserva de la Seguridad Social", preció Montoro.

COMPARTIR