Según publica el diario La Jornada, el Gobierno adquirió en coordinación con la Sagarpa un Seguro Agrícola Catastrófico con MAPFRE, en el que se contempla a los productores que se ubiquen en un rango de hasta diez hectáreas, haber sembrado y estar dentro de los núcleos agrarios contemplados dentro de la póliza, logrando la protección de 226.000 hectáreas en los dos ciclos agrícolas (primavera-verano y otoño-invierno), en siembra de temporal, dirigido a Maíz, Frijol, Cebada, Trigo, Sorgo, Café y Cítricos.

En el ejercicio 2011 se indemnizó por una cantidad de 80.6 millones de pesos (5,77 millones de dólares) a un total de 20. 300 productores por daños en 67. 159 hectáreas.

Pese esto, organizaciones sociales como el Barzón, Antorcha Campesina, entre otros, se han manifestado de diversas formas para solicitar la indemnización de núcleos agrarios que no sufrieron daños, según consta en las actas levantadas por la aseguradora conjuntamente con autoridades ejidales y municipales, por lo cual no son elegibles para recibir las indemnizaciones que exigen.