El objetivo del programa BEP, decreto que se firmó la pasada semana y entrará en vigor a más tardar en el mes de septiembre, es otorgar un servicio social complementario a las personas que pertenecen al Sisben I, II y III y puedan ahorrar para el momento en el que accedan a la jubilación. El propio decreto señala que “el incentivo puntual consiste en acceder a microseguros ofertados por compañías aseguradoras legalmente constituidas. La definición de la cobertura y los anexos o complementos de los microseguros deberán ser aprobados por la junta directiva de COLPENSIONES”.

Según la Federación de Aseguradores Colombianos (FASECOLDA) alrededor de 2,5 millones de personas en Colombia están cubiertos con estos microseguros. Unos seguros que son ofertados por el 41% de las aseguradoras que operan en el país, según una encuesta de la Federación. Las compañías que utilizan esta alternativa recaudan un 5% de las primas totales.