Este año se mantendrá por encima, con un 3,1%. Sin embargo, en el Plan de Estabilidad enviado a Bruselas se señala que “los incrementos futuros de gasto serán menores en media al 3%”, según la información que hoy publica El País.

Con estas conclusiones, el Ejecutivo prevé que el desembolso total en pensiones, aunque subirá nominalmente, cada vez pesará menos sobre el conjunto de la economía por los recortes de las reformas de 2011 y 2013.