La transacción, que se estima podría rondar entre 950 y 1.200 millones de euros, se realizará mediante la venta de acciones en "una o más operaciones" y se reservará un 5% del capital para una oferta pública dirigida a sus trabajadores. Según se ha hecho eco 'Diário Económico', los candidatos son exclusivamente fondos de inversión, no habiendo ningún interesado, de momento, que sea operador del sector asegurador.

La privatización de las tres aseguradoras es una de las condiciones pactadas con la troika -Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional- como parte del rescate financiero concedido al país en mayo de 2011, por 78.000 millones de euros. Con la venta de las aseguradoras, el Estado podrá rebajar su déficit, que debe caer casi un punto porcentual (hasta el 5,5% del PIB) hasta finales de este año.