Esta decisión, señaló la ministra, favorece a 27.000 pensionistas que cobran del fondo adicional y a quienes se jubilaron a partir de la promulgación del LOEI. Recordó también que “no hubo un tratamiento adecuado para el sector de la educación, su administración fue olvidada, se maltrató al talento humano y los docentes fueron considerados servidores públicos de segunda categoría”.

Por su parte, el presidente en funciones, Lenín Moreno, valoró el esfuerzo del profesorado y resaltó que el país necesita contar con “maestros alegres, positivos, creativos, proactivos y productivos, que se capaciten constantemente y tengan nuevas dinámicas de inclusión”. Aseguró que el Gobierno Nacional “les otorgará las herramientas de formación, implementación física y lo más importante, un salario digno, que los reivindique como profesores de primerísima categoría en el quehacer nacional y un seguro social sobre la totalidad de la remuneración, porque así se maneja un presupuesto con coherencia, transparencia y equidad”, concluyó.