Los destinos internacionales, elegidos por un 84% de las parejas suponen un precio mayor, con un desembolso medio de 5.500 euros, mientras que las opciones nacionales suelen estar en una media de 1.200 euros, explican desde AXA Partners.

El precio no solo depende del destino, ya que factores como el grado de personalización del mismo, la calidad de los hoteles o el transporte a tomar en el camino modifican el coste final del viaje.

¿Y qué pasa con el seguro de viaje? Las coberturas habituales de los seguros de viaje por ocio incluyen gastos médicos, repatriación o pérdida de equipaje, pero hay otras compañías que incluyen coberturas extraordinarias como una posible cancelación por catástrofes naturales, o por terrorismo en el destino durante los días previos a la partida. Además de los posibles inconvenientes que puedan surgir, este seguro también cubre la anulación de la boda en algunos de sus productos como causa de cancelación del viaje.