http://imagenes.inese.es/inese/BDSAM/Botero.jpgEl directivo se mostró contento por los avances en este tema y sentenció que la accidentalidad de las motos debe ser vista como un problema de salud pública. “La convención coincide con los 40 años de existencia del gremio y por eso varias de las presentaciones van a estar encaminadas a mostrarle al país lo que ha pasado en este tiempo y lo que se ve del futuro. El evento ocurre en los muy pocos días que preceden al plebiscito, tema que tiene que aflorar en este evento y también se debatirá sobre la reforma tributaria.

En lo referente al sector, destacamos una conferencia de una economista alemana que hablará de la economía de la conducta, expondremos las preocupaciones del sector y la visión del regulador, entre otros temas”, revela Botero. Para el presidente de Fasecolda “los seguros no se venden solos, hay que promoverlos, pero el sector asegurador y financiero en general en países de desarrollo intermedio como este suele crecer más que la economía. En el ciclo largo de los 40 años, el sector asegurador crece al doble de la economía. Todavía estamos un poco por debajo de la media de América Latina, pero con una tasa de crecimiento muy interesante y eso explica que el incremento de capitales volcados sobre el sector asegurador”.

Preguntado sobre por qué se ha generado tanta siniestralidad, aseveró que “los seguros asociados a eventos de la naturaleza tienen un comportamiento bastante estable; en riesgos laborales hay unos datos muy interesantes, la siniestralidad está cayendo, el gasto y promoción de la salud está subiendo al casi el doble de lo que es obligatorio”.

SOAT, ¿cómo se soluciona el problema?

Sobre el SOAT, el presidente de Fasecolda afirmó que “la película es la contraria, hay un aumento de la accidentalidad, que obedece a que los accidentes han aumentado en las carreteras. La inversión pública en seguridad vial ha tenido un comportamiento prácticamente nulo en los últimos tres años, lo que puede ser una de las causas del incremento la accidentalidad”. “La otra causa es el fraude –añade- el cual ha sido absolutamente abrumador. La infraestructura vial del país, la naturaleza del parque automotor, la cultura de conducción de los colombianos, debe ser más o menos la misma en todo el país, pero cuando vemos las cifras, curiosamente, en la Costa Atlántica y el Valle del Cauca, la accidentalidad es mucho más severa, no ocurre así en las carreteras, pero sí en las ventanillas de reclamaciones de las IPS a las compañías de seguros. Hay una estrategia defraudatoria detrás de todo eso”.

En cuanto a las motos, explicó que “lamentablemente, la accidentalidad real en motocicletas es un problema de salud pública, es mucho más aguda en motos que en otros vehículos. Frente a esto deberíamos hacer esfuerzos pedagógicos con los usuarios de motocicletas; no hay una supervisión adecuada de las aptitudes de conducción de estos usuarios y tenemos ahí un problema de salud pública gravísimo. Colombia tiene un parque automotor de motocicletas que crece de manera muy acelerada, mucho más que los otros vehículos y por eso la accidentalidad de motos es más alta. La accidentalidad defraudatoria también es mayor en motos que en otro tipo de vehículos”.

Tendencia de Fraude creciente

Para Botero la tendencia del fraude este año "es creciente". "En el resultado agregado del sector asegurador, ramo Soat, desde hace tres años hay pérdidas y esas están subiendo, lo que genera enorme alarma, hay incluso compañías que se está retirando. Por fortuna, hemos encontrado comprensión del Ministerio de Salud, que accedió a que nos entregarán dos herramientas fundamentales para poder controlar el fraude. La primera que las IPS estuviesen obligadas a avisar la llegada de un paciente dentro de las 24 horas siguientes de la ocurrencia del accidente, y lo segundo, ya que se avisó, el asegurador puede ir a ver que sucedió, mediante equipos de auditorías. Estamos construyendo una plataforma para tener contacto directo electrónico con las IPS, para que se reporte todo y se pueda evitar el fraude. Ese un proyecto a cuatro meses, para enero del próximo año estará".

Por último, sobre qué spera de la reforma tributaria, asegura que "va a ser políticamente difícil, y no sabemos qué saldrá del Congreso, pero el Gobierno tiene muy buenos insumos, y en ese sentido, aunque no la conozco, esperaría que unificara la dispersión tributaria de las empresas y redujera la carga sobre ellas. Creo que la reforma procurará aumentar la carga de las personas naturales de altos ingresos y para eso supongo que se usará algún mecanismo para gravar los dividendos de personas naturales".