Esta última entidad, según informa ‘Expreso’, ha abonado en el período de enero a septiembre del presente año, indemnizaciones a familiares de 2.340 fallecidos en las vías, ascendiendo dicha suma a 15,3 millones de dólares, una cantidad similar a la que pagó en todo 2009, cuando el sistema Soat cumplía su primer año de vigencia.

Al iniciarse el sistema Soat, solo el Fonsat cargaba con las indemnizaciones de 3.700 muertos por accidentes que involucraron a carros ‘fantasmas’. A estos se sumaban entre 1.200 y 1.300 fallecidos por autos identificados y con Soat endosable a las 14 aseguradoras privadas.

“Todo eso nos daba una suma de 5.000 muertes por esta causa, cifra que se mantiene hasta la actualidad”, indica Guillermo Abad, director de Justicia Vial, una de las organizaciones no gubernamentales que trabaja en pro de la seguridad vial. Pero la ANT indica que actualmente la cantidad de fallecidos se ha reducido en un 2,14% y que, a nivel de la Comunidad Andina, Ecuador es la región con menos siniestros de tránsito. “Parece que la siniestralidad subiera, pero es porque ahora hay un mejor registro de casos”, explica Paola Carvajal, directora ejecutiva de la ANT.

Según el informe de este año de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sobre seguridad vial, el mundo registra anualmente 1,24 millones de muertes por accidentes de tránsito y sitúa a Ecuador entre los países que más han logrado reducir esa cifra. Asimismo, se concreta que el país está entre los 89 países del orbe con leyes integrales sobre la conducción bajo los efectos del alcohol; que se sitúa entre los 59 países con un límite de velocidad nacional en zonas urbanas, de 50 km/h; y, que está entre las 90 naciones que disponen de leyes sobre el uso del casco.