“La propuesta del Gobierno mantendrá una gestión prudente de los vastos recursos de gas y petróleo. Hemos sido afortunados, pero también hemos administrado bien”, dijo la primera ministra noruega, Erna Solberg,  subrayando que los cambios propuestos por su Gobierno fortalecen el marco de gestión y “allanan el camino para que las generaciones futuras sigan beneficiándose de estos ingresos”.

Ha indicado, además, que la proposición que será remitida al Parlamento contempla una reducción al 3% del rendimiento del fondo soberano que puede extraer el Gobierno, frente al 4% actual, lo que reforzará la capacidad de este vehículo inversor para soportar el incremento del riesgo ligado a la mayor exposición a la renta variable a la vez que fortalece la capacidad del fondo para beneficiar a las generaciones futuras.

COMPARTIR