Asi lo refleja la actualización de su informe 'Perspectivas Económicas Mundiales', en la que el organismo internacional explica que esta corrección se debe principalmente al impacto negativo ocasionado por la incertidumbre económica y política derivada del voto favorable a la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) en el referéndum del pasado 23 de junio.

Según la institución liderada por Christine Lagarde, las revisiones relacionadas con el 'Brexit' se "concentran" en las economías avanzadas de Europa y tienen un impacto relativamente moderado en el resto de los países, incluidos Estados Unidos y China.

A pesar de la rebaja, España continúa destacando entre las economías avanzadas como la que cuenta con mejor pronóstico para 2016 y la segunda con mayor tasa de crecimiento prevista para 2017, solo por detrás del 2,5% proyectado para Estados Unidos, y al mismo nivel que el 2,1% previsto para Canadá.

El FMI proyecta un crecimiento de la economía mundial del 3,1% en el presente año y 3,4% en 2017 (ver cuadro). Estos pronósticos representan una revisión a la baja de 0,1 puntos porcentuales para ambos años con respecto a la edición de abril. Si no hubiera sido por el brexit, el FMI estaba dispuesto a mantener sus previsiones para este año prácticamente sin variación, en un entorno en que el crecimiento mayor de lo esperado en la zona del euro contrarrestaba el crecimiento decepcionante en Estados Unidos durante el primer trimestre.

Noticias relacionadas

El FMI rebaja el crecimiento de España en una décima para este año pero mantiene el de 2017